debby-hudson-627097-unsplash

Descubre las diferencias entre puerta blindada y acorazada

Descubre las diferencias entre puerta blindada y acorazada. El trabajo y el ritmo de vida que llevamos actualmente hace que cada vez pasemos menos tiempo en casa. La mayor parte del tiempo está vacía y es más susceptible de ser atacada por ladrones, por eso debemos no sólo proteger nuestros bienes sino también a nuestros seres queridos.

Por eso debemos asegurarnos que la entrada más vulnerable a nuestra casa quede completamente cerrada y segura y es posible instalando una puerta de seguridad para nuestro hogar.

A la hora de elegir el sistema más seguro para nuestro hogar se nos plantea la duda entre elegir una puerta blindada o acorazada.

Puerta blindada o acorazada: diferencias

Una puerta blindada es aquella que su estructura de marco y de hoja de puerta son de madera y se revisten con dos planchas metálicas pegadas a cada lado de la hoja y sobre las que se pega a su vez los tableros de la puerta. Al llevar los tableros pegados, si se estropean o queremos cambiar la decoración de la puerta, no podremos porque son insustituibles. El cerco de la puerta es de madera y las bisagras al ir atornilladas, provoca que con el paso del tiempo la madera ceda y la puerta tenga tendencia a descolgarse. Pero en cuanto a seguridad, una puerta blindada es muy débil.

Una puerta acorazada es aquella que su estructura de marco y de hoja de puerta son de hierro o de acero y se reviste con madera para proporcionarle una mejor estética. La bandeja y el cerco son de acero de distintos espesores y la cerradura suele ser de seguridad. Estructuralmente son más resistentes que las puertas blindadas, pero muchas de ellas son fáciles de abrir debido a la baja calidad del escudo, cilindro y llave que incorporan.

A la hora de optar por una puerta blindada o acorazada lo más recomendable es fijarse en el nivel de seguridad según la norma UNE-EN 1627: 2011, que clasifica la resistencia de la puerta frente a ciertos ataques violentos y en la norma UNE 85160:2013, norma española que complemente a la UNE-EN 1627:2011, y que considera una puerta de seguridad aquella que cuenta por lo menos con un nivel 3 según la norma UNE-EN 1627:2011.

Además del grado de seguridad debe tener en cuenta otros aspectos como la resistencia contra ataques violentos, protección contra ataques de habilidad y confianza, detección anticipada, tipo de instalación y estética.

En Automatismos Cypex le ofrecemos un amplio abanico de servicios. ¡No dude consultarnos para cualquier cosa que necesite!